Saltar al contenido
El Blog de Nabil Suárez

Independencia financiera

09/04/2020
independencia financiera

Este termino cada vez se escucha y se lee más a menudo pero… ¿qué es realmente la libertad o independencia financiera? Según la Wikipedia, se puede definir como la capacidad de un individuo de cubrir todas sus necesidades económicas sin que para ello tenga que realizar ningún tipo de actividad.

¿Es posible alcanzarla?

¡Claro que si! pero que no te engañen, es realmente difícil, conlleva básicamente tener un estilo de vida orientado a dicho fin. Si quieres saber si yo la he alcanzado te digo desde ya que ni por asomo y creo que nunca llegaré a ella, si lo se… soy un fraude hablando de esto sin ni siquiera poder «vivir del cuento» pero si sigues leyendo te contaré algo más.

Tiempo

Tiempo, eso es lo que significa para mí la independencia financiera, te explico, desde mi punto de vista, que un individuo posea la libertad financiera no quiere decir que tenga un nivel elevado de ingresos pero sí un nivel elevado de tiempo libre. Es un término que hace referencia a la riqueza en tiempo y no a la riqueza en dinero.

Pensando en el futuro

Para gestionar tu futuro primero hay que empezar por el presente, asumiendo unos cambios de mentalidad y actitud hacia el dinero, al igual que control de las emociones, no es fácil ver cuando los rendimientos son muy bajos e incluso negativos, con caídas de más del 20% o 30%, tal como ocurrió durante la crisis del Covid-19, pero como nuestro objetivo es el largo plazo, las oscilaciones que se producen en el mercado financiero no nos deben asustar, si hacemos las cosas bien nos puede ayudar incluso a mejorar la rentabilidad media de nuestras inversiones.

Soy partidario de que hay que vivir y disfrutar el día a día, pero el mundo cambia tan rápidamente que lo que era válido para nuestros abuelos y padres, es posible que para nosotros no lo sea, por ejemplo, viendo la situación actual sea hace complicado pensar que el Estado se hará cargo de nosotros cuando nos jubilemos, no podemos vivir pensando en eso.

A los de mi generación aún nos quedan más de 30 años para la jubilación y si las cosas no cambian da miedo pensar en como estará la hucha de las pensiones, si es que la habrá, por eso, ¿qué te parece si empiezas a ahorrar y a invertir para que cuando te jubiles puedas vivir igual o mejor que ahora?

Primeros pasos

A continuación voy a detallar y explicar brevemente los que para mí son los principios básicos para ir adquiriendo libertad financiera, que aunque parezcan fáciles, no lo son, ya que hay que tener muy claro cual es el objetivo y ser estricto, de lo contrario no se puedo conseguir.

1º Gastar menos de lo que ingresas

Algo tan sencillo y lógico pero para algunos muy complicado, vivimos con tentaciones de consumo innecesario por cada rincón, es fácil y común hoy en día vivir al límite mes a mes e incluso entrar en un círculo vicioso en el cual estamos siempre al límite del descubierto, las tarjetas de crédito y las posibilidades de pagar prácticamente todo a plazos lo hacen complicado, por eso es más importante gastar menos que ingresar más, de nada sirve ganar más si seguimos asumiendo cada vez más gastos, lo que conseguiremos es que cada vez la bola se haga más grande y no podamos salir de la carrera de la rata.

2º Pagarte a ti primero

La mayoría de la gente lo primero que hace cuando le ingresan la nómina es pagar a los demás (hipoteca o alquiler, servicios de agua, basura, luz, telefonía, comida, seguros…) y si sobra algo a final de mes lo ahorran, ¡error grave! Mi consejo y algo que hago yo desde hace muchos años es que nada más cobrar la nómina, se realiza automáticamente una transferencia a otra cuenta de ahorro independiente y vivo el resto del mes como si no tuviera ese dinero, por ejemplo, cobro 1000€ pero «pre-ahorro» 200€, lo que quiere decir, que para mi es como si cobrara 800€ y con ese dinero tengo que organizarme y vivir.

Los primeros meses son difíciles pero luego te das cuenta de que es posible y te ayuda a evitar gastos innecesarios y cuando veas crecer tus ahorros y poder destinar una parte a las vacaciones, otra para tu capricho tecnológico y algo muy importante, guardar una parte para imprevistos y así evitar tener que comprar a plazos, eso te da más motivación, al menos en mi caso fue así.

3º Tú eres una empresa

Llevar un control de la economía del hogar es básico, como si de una empresa o negocio se tratase, apuntar los ingresos y gastos es suficiente, no hay que tener conocimientos de contabilidad, por suerte hay muchísimas apps para IOS y Android que lo ponen fácil y que incluso te generan informes mensuales y anuales, saber en qué gastamos nos ayudará a poder recortar gastos.

4º Generar diferentes fuentes de ingresos

Tal como comenté al principio de este artículo, las cosas cambian, hoy en día eso de tener un trabajo seguro para toda la vida no es válido, por eso tenemos que intentar generar diferentes fuentes de ingresos, para que cuando nos falle una, las otras compensen esa pérdida, hay que tener en cuenta que por trabajar más horas no vamos a conseguir ingresar más, lo que hay que hacer es conseguir que el dinero trabaje para nosotros y no nosotros por él.

5º Aprender

Hay que estar al día, no hace falta ser un catedrático de la materia pero si hay que tener una educación financiera buena y actualizada para gestionar correctamente nuestro patrimonio. Si quieres ver cuales han sido algunos de los libros que he leído puedes hacerlo desde aquí.

6º Después de ahorrar, toca invertir

Una vez que tengamos una cantidad importante ahorrada, cada uno debe decidir cuánto es esa cantidad, toca ir destinando una parte a la inversión, es necesario hacer crecer nuestro dinero, las cuentas ahorro no dan prácticamente rendimiento ninguno y la inflación, un impuesto encubierto, hará que perdamos dinero si o sí.

Si quieres saber más acerca de cómo y dónde invierto, puedes verlo desde aquí.

7º Tener claro nuestro objetivo

No es otro que la libertad financiera y para eso hace falta tiempo, paciencia, constancia y adaptarse a los nuevos tiempos.

Conclusión

Son 7 puntos básicos que nos ayudarán a alcanzar la famosa libertad o independencia financiera y que poco a poco iremos desarrollando uno por uno para entenderlos mejor y saber como aplicarlos en nuestras vidas diarias.

Gracias por leer este artículo, el primero de muchos, eso espero.

Si quieres puedes dejar tu opinión o comentario más abajo, es muy importante para poder crecer y mejorar y beneficiarnos todos.

Y si te ha gustado, puedes compartirlo en las siguientes redes sociales.