Saltar al contenido
El Blog de Nabil Suárez

Gastar menos de lo que ingresamos

16/04/2020
gastar menos de lo que ingresamos

En este primer punto hablaré de algo tan sencillo y lógico pero para algunos muy complicado, gastar menos de lo que ingresamos, vivimos con tentaciones de consumo innecesario por cada rincón, es fácil y común hoy en día vivir al límite mes a mes e incluso entrar en un círculo vicioso en el cual estamos siempre al límite del descubierto.

Las tarjetas de crédito y las posibilidades de pagar prácticamente todo a plazos lo hacen complicado, por eso es más importante gastar menos que ingresar más, de nada sirve ganar más si seguimos asumiendo cada vez más gastos, lo que conseguiremos es que cada vez la bola se haga más grande y no podamos salir de la carrera de la rata.

No hace falta ser un tacaño

Una cosa es ser ahorrador y valorar detenidamente en qué y cuándo nos gastamos el dinero y otra es ser tacaño.

Según la RAE, el adjetivo tacaño significa: que escatima excesivamente en el gasto; y ahorrador es el que ahorra y ahorrar según la RAE tiene varios significados que son: Reservar una parte de los ingresos ordinarios; Guardar dinero como previsión para necesidades futuras; y Evitar un gasto o consumo mayor.

De ahí se saca una frase que me encanta

Ahorrar no significa no gastar, sino diferir el momento del gasto a otro posterior de mayor necesidad o deseo.

gastar menos de lo que ingresamos
Gastar menos de lo que ingresamos.

¿Cómo ahorrar si no llego a final de mes?

Esta pregunta me la hice al poco de empezar a trabajar, y supongo que muchos de ustedes también, para mi era imposible llegar a final de mes, vale que cobraba muy poco pero vivía con mis padres y por suerte no tenía que aportar para los gastos de la casa, entonces… ¿cómo conseguir gastar menos de lo que ingresamos?

Empecé a controlar los gastos

No es más que apuntar en qué gastaba cada céntimo para poder verlo por escrito y estudiar los gastos, para así poder generar un presupuesto con el fin de preahorrar mes a mes.

Trucos y hábitos que puedes aplicar

Si quieres ahorrar tendrás que empezar por cosas básicas como las que detallo a continuación para conseguir gastar menos de lo que ingresamos.

  • Evitar comidas fuera de casa

Lo nombro primeramente porque es algo que me encanta hacer, comer fuera de casa, y es dónde menos he recortado, pero con el paso del tiempo es cierto que prefiero salir menos pero cuando salgo me permito ciertos caprichos, de esta forma lo valoro y disfruto mucho más.

  • A la hora de hacer la compra

Evidentemente siempre hay que dar prioridad a comer sano, y tenemos asociado que sale caro y más aún cuando vemos la bollería y galletas a precios de derribo, pero no más lejos de la realidad, saber hacer la compra es un plus y se aprende con la práctica y sobre todo planificando semanal o quincenalmente las comidas, así evitaremos comprar de más y acabar tirando comida, en definitiva, ahorraremos dinero y tiempo.

  • Ahorrar en casa

Por ejemplo usando bombillas led o de bajo consumo, cisternas con doble descarga, desconectando de la corriente todo lo que no sea necesario, invirtiendo en electrodomésticos con etiqueta energética A+++, si tenemos calefacción o aire acondicionado usarlo coherentemente sin abusar de temperaturas extremas, etc.

  • Seguros e impuestos

Cada año tenemos que revisar los seguros del coche, hogar, etc. y por otro lado, usar las herramientas legales disponibles para ser fiscalmente lo más eficiente posible.

  • Coche y transporte

Camina o vete en bici siempre que sea posible, tu bolsillo y tu salud te lo agradecerán. O al menos busca formas de compartir, así también estarás contribuyendo a mejorar el planeta.

  • Hacerte una pregunta

¿Qué pasa si no lo compro? Si la respuesta es nada, no lo compres. Hace años era muy impulsivo y prácticamente si quería algo, iba y lo compraba, no pensaba en nada más. Evita hacerlo. Haré una entrada hablando únicamente de este punto.

  • Evita mini créditos y tarjetas de crédito o revolving

Hay que tener mucho cuidado con el uso de estos créditos y/o tarjetas, normalmente tienen una TAE exageradamente elevada y acabas pagando intereses a diestro y siniestro. De este punto también escribiré en breve.

  • Hay más trucos para evitar gastar menos de lo que ingresamos

Claro que hay más trucos y hábitos que uno puede aplicar a su día a día pero para empezar está bien. Lo importante es ir poco a poco e ir ampliando nuestra educación financiera, que al menos en España es pésima en general.

Usa una hucha

Parece una bobería pero puede ayudar y mucho, úsala para ahorrar para tus próximas vacaciones o para darte un capricho o mejor aún, para disfrutar de una experiencia con tu familia.

Si tienes hijos, puedes ahorrar con ellos y así educarlos financieramente para que en el futuro consigan la libertad financiera.

Si te animas, por ejemplo tienes esta hucha que está genial, realmente son 3 huchas, cada una con un objetivo diferente, ahorrar, comprar y el que más me gusta, ser solidario.

huchas para gastar menos de lo que ingresamos

Conseguimos gastar menos de lo que ingresamos

¡Perfecto! Después de aplicar todos estos puntos hemos conseguido gastar menos, pero… quizás te parezca poco o aún no es suficiente, pero no te preocupes, esto es una carrera de larga distancia y todo lleva su tiempo. En próximos artículos iremos ampliando información y aprendiendo que cambios podemos hacer.

Conclusión

Gastar menos está muy bien, y debe ser el primer objetivo pero no nos obsesionemos, no queremos ser un tacaño, queremos ser un ahorrador. Si queremos vivir, tenemos que gastar, los gastos no se pueden reducir a cero, pero no te agobies, próximamente veremos hasta donde pueden llegar los ingresos, esto solo ha sido una introducción para conseguir gastar menos de lo que ingresamos, es decir, vivir por debajo de nuestras posibilidades y por lo tanto, ahorrar, y quién sabe si se animan e incluso a invertir.

Este solo ha sido el desarrollo del primer punto de la entrada publicada el 9 de abril.