Saltar al contenido
El Blog de Nabil Suárez

Comprar un coche nuevo

21/10/2020
Comprar un coche nuevo

¿Vale la pena comprar un coche nuevo? Pues… depende.

Unos dirán que si y otros dirán que no, y yo digo que… me he comprado uno nuevo.

Renault Clio II del 2005

Ese era mi coche hasta hace unos días, estaba apunto de cumplir 16 años, tenía poco más 256000 kilómetros, llevaba un tiempo dando la lata con pequeñas averías pero lo peor que tenía era la pintura y la chapa con bastante óxido.

Si hubiera invertido unos 1000 o 1200 euros en el coche, incluyendo el cambio de correas y kit de distribución, arreglo de las cerraduras de las puertas traseras, tal vez me hubiera durado algo más, o tal vez no.

Segunda Mano

Nunca me ha gustado comprar cosas de segunda mano, y algo como un coche me da mucho respeto, sé perfectamente que podría haberme ahorrado muchísimo dinero y que hoy en día el mercado de coches de segunda mano es realmente enorme y de calidad, de hecho me he pasado mucho tiempo buceando entre anuncios de todo tipo y básicamente mi percepción es que si realmente te quieres ahorrar dinero tienes que ir por algo bastante específico o conseguir realmente una ganga y para eso hay que dedicarle mucho tiempo o tener suerte y estar en el momento adecuado en la web adecuada.

Para mi el mercado de segunda mano está bastante inflado y en algunos casos con unos precios totalmente sin sentido, al menos en el mercado canario que es donde he estado buscando.

Por todo esto decidí comprarme el coche de paquete.

Mi tercer coche

Nada más sacarme el carné en el 2004, un amigo de mi padre me regaló un Renault 5, el cuál tras quedarme 3 veces sin frenos y romperse el embrague, con razón me lo regaló, decidí que me compraría uno.

Así fue como a través de otro amigo de mi padre me compré el Renault Clio de KM Cero, en aquella época estaba bastante bien y en cuanto a relación calidad/precio no podía pedir más y durante estos casi 16 años cumplió perfectamente con su cometido pero… cada vez tenía mayor sensación de falta de seguridad, es lógico viendo como han evolucionado los coches en ese aspecto durante estos últimos años.

Tanto por la seguridad, el consumo, la contaminación y por la inversión que tenía que hacer a corto plazo en un coche de 16 años, decidí comprarme uno nuevo.

Probar y probar, presupuestos y más presupuestos y finalmente comprar un coche nuevo

Acostumbrado a un coche pequeño y por mis necesidades, tenía claro que optaría por otro coche pequeño, y así fue.

Consulté en varios concesionarios como Orvecame (Opel y Seat), Automotor (Peugeot), Rafael Afonso (Renault) y Arimotor (Kia) y es una locura, hoy en día es muy difícil conseguir comprar un coche nuevo pequeño por menos de 16000 euros con un equipamiento y prestaciones en seguridad en condiciones.

En muchas de estas marcas para tener simplemente discos de freno traseros tienes que optar por una gama alta del modelo, algo que me parece algo ilógico, para mi disponer de discos de freno traseros lo veo tan básico hoy en día que debería ser algo obligatorio.

¿Al contado o financiado?

Pues… he dado una entrada importante y he financiado la otra parte a 3 años, me hubiera gustado conseguir una TAE más baja, quizás si hubiera dedicado más tiempo lo hubiera conseguido, pero no ha sido así.

El préstamo me permite la opción de amortizar el capital pendiente pasado el primer año y medio.

Capricho o necesidad

A la hora de comprar un coche nuevo, y muchas otras cosas más, casi siempre acabamos pagando de más por capricho, me explico, un móvil de 200 euros o de 700 euros para el uso que le damos la mayoría de los usuarios prácticamente nos es indiferente pero muchos optamos por móviles de 700 euros, pues lo mismo pasa con los coches.

Cuando tienes el modelo decidido luego hay que elegir el equipamiento y la mayoría podríamos conformarnos con el más básico pero… y si le añadimos este detalle y este otro… pues al final sin darte cuenta estás comprando la gama media del modelo, simplemente por capricho y/o a veces por equipamiento en seguridad.

Y ojo… no lo critico, yo soy el primero que actúo así, si me lo puedo permitir pues me doy el capricho que para eso es mi dinero, me lo he currado y cada uno con su dinero hace lo que quiere.

Eso si… dentro de mis posibilidades evidentemente, hoy en día es «fácil» comprarse un coche de 30000 euros o más, con las facilidades que dan para pagarlo pero ni lo necesito ni me va a satisfacer más o tal vez si… pero sinceramente no creo que compense en mi caso.

Financieramente hablando…

Desde el punto de vista meramente financiero comprar un coche nuevo posiblemente no ha sido la mejor opción, buscando con más paciencia quizás podría haberlo conseguido de segunda mano con muy pocos kilómetros y haberme ahorrado varios miles de euros.

Esta deuda se suma a la hipoteca y a día de hoy Mi Cartera cubre el 68% de mi deuda.

Salvo catástrofe, que todo puede pasar, cada mes la situación debería mejorar bastante no solo por las cuotas que voy pagando si no por la capacidad de ahorro y si los mercados quieren y suben pues… mejor aún.

Decisión final

Finalmente me decidí por el Kia Rio, en cuanto a equipamiento, garantía y precio fue el que más me convenció.

Dentro de 3 años como máximo terminaré de pagarlo y espero que me dure 16 años como me duró el anterior.

Espero seguir con el blog para contárselo a todos ustedes, mientras tanto a disfrutar tanto de la conducción como de la vida en general.

Comprar un coche nuevo